Existen diferentes métodos que se dan actualmente por los que los ciberdelincuentes extraen datos bancarios para realizar operaciones fraudulentas. Te explicamos los más comunes.

Según la Memoria Anual sobre la Vigilancia de los Sistemas de Pago del Banco de España, en nuestro país se produjeron algo más de un millón de operaciones fraudulentas con tarjetas por un valor de 88 millones de euros en el 2018. Desde entonces, con el auge del comercio digital y la pandemia del coronavirus, las operaciones comerciales han ido creciendo, pero también los fraudes.

Cada año se mueven miles de millones de euros robados y a pesar de que los usuarios cada vez están más atentos y son más conscientes de los ciberriesgos todavía siguen dándose estafas de forma común a través de los ciberataques.

Los ciberdelincuentes buscan hacerse con nuestros datos personales y especialmente con los datos bancarios con el objetivo de obtener rédito económico.  En caso de que el incidente tenga que ver con el robo de una tarjeta, lo más importante es ser rápidos y comunicar el suceso lo antes posible al banco. Porque de esa comunicación rápida puede depender de poder conseguir el dinero sustraído o no.

Es casi imposible saber la magnitud real de dato de tarjetas de crédito robadas. Los ciberdelincuentes han encontrado métodos para realizar ataques a distancia y cada vez los hacen más complejos y sofisticados de detectar. Hay diferentes formas por las que los ciberdelincuentes roban los datos de la tarjeta de crédito, a continuación te explicamos las más comunes en la actualidad:

Phishing

Esta es una de las técnicas más populares en la actualidad para robar los datos de una tarjeta. El Phising alude a la suplantación de identidad. En este caso, el ciberdelincuente se hace pasar por una entidad bancaria o una empresa para engañar al usuario. Esto normalmente se da a través de un correo electrónico o SMS, donde viene un enlace a un sitio web que parece ser de la entidad o compañía real. Ahí piden introducir las credenciales y en el momento que se rellena ese formulario los ciberdelincuentes controlan ya la información bancaria del usuario.

WiFi público

Aunque aparentemente pueden parecer seguras, las redes wifis públicas pueden esconder todo tipo de peligros. Un ciberdelincuente se puede conectar a ella y espiar todos los movimientos de otros usuarios que se conecten. En el caso de usar wifis públicas se recomienda no acceder a sitios web donde tengas que introducir cualquier dato privado.

Malware

Los programas maliciosos son otras de las vías de robo de los datos bancarios. Normalmente, el usuario instala en alguno de sus dispositivos un programa que sin darse cuenta es malicioso y consigue espiar los movimientos dentro de las apps. Existe malware que registra las pulsaciones del teclado cuando escribes la contraseña del banco, por ejemplo, mientras que otros programas directamente guardan la información de credenciales cuando accedes a alguna de tus cuentas.

3.Skimming Digital

El peligro de esta técnica es que es casi indetectable para los usuarios, ya que el virus no se instala en sus dispositivos sino en las páginas web de los comercios electrónicos. Estos programas son invisibles, y recopilan los datos del usuario cuando se dispone a realizar un pago.

Filtraciones de datos

Como en el caso anterior, hay métodos en los que la víctima no es el usuario, sino la empresa a la que has comprado un producto. En este caso, la empresa ha sufrido un ataque en el que han conseguido hacerse con los datos de los compradores. Este tipo de ataques son más complicados de realizar, pero con él los ciberdelincuentes consiguen los datos de la tarjeta de crédito de miles o millones de usuarios.

Si ves movimientos raros en tu cuenta bancaria, lo primero que debes hacer es contactar a la mayor brevedad posible con tu entidad bancaria y solicitar el bloqueo de la tarjeta para evitar que los ciberdelincuentes realicen aún más pagos con ella.

Una vez comunicada la incidencia al banco, es recomendable también acudir a la Policía para denunciar el robo y dejar constancia de cada paso has dado y por el que has sido víctima de la estafa. Esto es necesario para que puedan investigar y localizar a los ciberdelincuentes responsables de la estafa.

La entrada Métodos más comunes para robar datos bancarios se publicó primero en CyberSecurity News.